La casta política

Bienvenid@ a esta página, exclusiva para miembros y miembras de la casta. Si eres abrazaárboles, activista, autónomo, ciudadano corriente, funcionario, intelectual, internauta, jubilado, librepensador, mileurista, militante de base y/o perroflauta, nos importas una mierda, aquí no hay nada de tu interés, así que ve desalojando.

Si sigues leyendo es porque eres un privilegiado, bien de nacimiento o bien por méritos (has sabido muy bien que culo lamer), aunque en este último caso ándate con pie firme y mucho ojo, ya que si te mueves no sales en la foto y al mínimo descuido te coserán a puñaladas por la espalda, es duro, pero es el riesgo que tienes que asumir para tener estos privilegios. Si quieres ascender en el escalafón del partido ya sabes que tendrás que pasar por encima de otros aspirantes, cuidado a quien atacas no vaya a ser que tenga amigos por encima de ti y escoge bien a quien te arrimas, no te equivoques de árbol, ya que si lo talan te arrastrará a ti.

Ahora vamos a la parte buena, si has asumido lo anterior. Se trata de mantener nuestro estatus superior al de resto de mortales y lo tenemos asegurado gracias a lo que conocemos como bipartidismo:

  • Básicamente consiste en mantener alienado al pueblo con ideologías del siglo pasado, haciéndoles creer que viven en democracia y que por narices pertenecen a un bando (izquierda o derecha) y no pueden tener pensamiento ni ideas propias. Y por supuesto que no existe otra alternativa en esta vida, o eres rojo o eres es azul, no existen los demás colores. Para polarizar más a la población, avivamos rencillas entre ellos, desenterrando huesos y haciendo discursos incendiarios, con ello les meteremos el miedo en el cuerpo y les exigiremos su voto, bajo pena de que si no lo hacen les gobernará el otro bando con las correspondientes represalias (les quitará las pensiones, les subirá los impuestos, los deportará a su país, etc). Para esto contamos con el apoyo incondicional de los medios de comunicación, que siempre que pueden ahondan en dichas polémicas, echando más mierda al asunto.

Para mantener este sistema siempre hay que pedir el voto, haciendo hincapié en el voto útil y/o en el voto de castigo. Eso nos asegura la mayoría de votos, aunque en el fondo nos da igual a quien sea de los dos, no tenemos ideología, para los asuntos importantes siempre nos pondremos de acuerdo (Ley Electoral, Rescate a los banqueros, Reforma Laboral, Recorte de las pensiones, Ley Sinde, Guerra de Libia).
Nuestro objetivo común es perpetuar este sistema y con él nuestro nivel de vida superior al resto de los mortales, por eso legislamos siempre a favor de nuestros intereses, no los del pueblo, defendemos la ley d’Hondt para eliminar a la competencia y hemos modificado la Ley Electoral (y aquí) por si aún quedaba algún partido minoritario con esperanzas de repartirse el pastel. En las próximas Elecciones generales no podrán ni presentarse.

Dentro de nuestros partidos no tenemos problemas ya que elaboramos listas cerradas. De esta forma controlamos que no se cuele alguien que no sea de la casta y si admitimos algún que otro independiente siempre es como pago de favores previos o futuros. Además exigimos disciplina de voto, así que esté quien esté en la butaca el resultado va a ser el que nosotros queramos.

Los únicos que nos pueden quitar un trozo del pastel son los nacionalistas que pueden gobernar en alguna autonomía, pero no son problema en el ámbito nacional ya que siempre están dispuestos a venderse por un plato de lentejas.

La banca es nuestra amiga, financia nuestros partidos, administraciones paralelas, y a nosotros mismos a titulo personal, así que debemos estar bien con ellos, pero a diferencia del populacho que nos financia gratis, a ellos debemos devolverles el favor, así que  les sanearemos las Cajas con fondos públicos y se las venderemos a precio de saldo y por supuesto legislaremos a su favor ¿que tontería es esa del pago en dación?

Las grandes empresas también son nuestras amigas. Debemos legislar a su favor porque nos hacen muchos regalos (queda mal decir que nos sobornan) y pueden ser una buena salida para cuando nos cansemos de la vida pública.

A la farándula hay que tenerla contenta, son un buen escaparate y nos hacen campaña gratuita a cambio del pastón que se llevan en concepto de  canon digital (que es ilegal, pero que se apañen ellos con los tribunales) y cobros de las entidades de gestión de derechos de autor (como la SGAE que ganó 365 millones de Euros en 2010).

Los sindicatos, bueno, sólo decir que son estómagos agradecidos, no les importa tener 5 millones de parados mientras cobren su parte.

Radio, prensa y televisión. Los tenemos controlados, hacen cualquier cosa por la pasta, siguen nuestras directrices a pies juntillas, fomentando la crispación, siempre sobre la base del bipartidismo por supuesto. En cuanto se salen del tiesto se les corta el grifo y rápidamente vuelven al redil.

Internet aún no sabemos muy bien como controlarlo aunque estamos en ello (Ley Sinde) y pensamos que todo se puede comprar con la pasta adecuada. De momento tenemos controlados a los principales proveedores de contenidos, aunque hay algunos movimientos (#nolesvotes, ¡democracia real ya!, estado del malestar) y bloggers que se nos escapan, pero no nos preocupan porque son 4 gatos.

Sobre la corrupción, seguid trincando todo lo que podáis, pero por favor, que no os pillen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nolesvotes, Política y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s