El mentiroso de Hacienda

D. Manuel María Fernandez Alguacil, en calidad de Jefe de la Dependencia de Gestión Tributaria de la Delegación de Córdoba de la Agencia Tributaria es un M E N T I R O S O, sí, lo escribo con todas las letras para que se lea bien. Lo digo aquí y ante un juez si hace falta, porque es cierto y tengo pruebas de ello.

Me alegro mucho si le han bajado el sueldo y si le echarán a la puñetera calle por mentiroso me alegraría el doble.

Esto es un pataleo en toda regla, que es lo que nos queda a los contribuyentes, aunque algunos se atreven a recurrir (http://www.cincodias.com/articulo/economia/juez-prohibe-Hacienda-multar-detecta-intencion-fraude/20110218cdscdieco_3/), me alegro por él, otros no tenemos tanta constancia y preferimos acachar las orejas y bajarnos los pantalones si hace falta, porque nos sale más barato que todo el papeleo y las pérdidas de tiempo que acarrea lo primero. Como dicen por ahí, mejor un mal acuerdo que un buen pleito.

La sanción que me ponen es por rellenar mal una casilla del Impuesto de Sociedades del 2008 que no influye en el dinero a ingresar y que en la declaración del 2009 está correctamente rellena, por tanto, en ningún momento ha habido intención de defraudar, ni se ha defraudado, ni se ha alterado ningún resultado tributario.
Pero como la “intención” es algo subjetivo, este señor puede pensar que si lo ha habido.

Luego, en la notificación de acuerdo de imposición de sanción por infracción tributaria que he recibido, este señor dice:
Mediante escrito de fecha xx-xx-xxxx se le notificó la iniciación de un procedimiento sancionador …
Eso es mentira, nunca se me notificó tal cosa, de hecho ellos no tienen el acuse de recibo, he buscado y rebuscado en BOE’s y BOP’s y no han puesto ningún anuncio y todavia no estaba vigente la comunicación electrónica, así que ¿cómo me lo han notificado? ¿han hecho señales de humo cuando salen a cumplir con la ley antitabaco? (por cierto, ese tiempo que están fumando deberían descontarselo del sueldo, y a nosotros de los impuestos, que les pagamos para que curren, no para que salgan a fumar.)

Así que he pagado religiosamente los casi 600 Euros que me piden, bajo la amenaza de que si recurro me quitarán la reducción del 30% por conformidad y la del 25% por ingreso en periodo voluntario.

Pagar, pago, pero callar no callo, que es lo que nos queda en esta España de pandereta. Que ya está bien de perseguir a los currantes, ¿por qué no investigan a los Gurteles, a los que cobran los ERE’s irregularmente, a los que se llevan la pasta a paraísos fiscales, a las SICAV, a Rafael Velasco, a todos los concejales que cobran comisiones por todo? (podría seguir, pero necesitaría otro blog para eso, si queréis más información podéis verla aquí). ¿O es que investigar eso no les interesa?, ¿será porque ellos también sacarán tajada? ¿cobrarán incentivos por las sanciones, igual que la Guardia Civil por las multas?.

Anuncios
Publicado en Cosas | Etiquetado , , | Deja un comentario

El Aceite de Oliva de Buenafuente.

Tengo que felicitar a Buenafuente porque en su programa está promocionando el aceite de oliva en una sección denominada “Espiral oleica”, que hoy llega a su final. En elterrat.com nos explica que:

La “Espiral oleica” se inició el día 15 de septiembre con la visita de Carlinhos Brown al programa. El cantante ensalzó los productos de Huelva y el lunes 20 llegó al programa un lote de productos onubenses de parte de la diputación de Huelva. En dicho lote, pero, la lata de aceite estaba vacía. Andreu bromeó diciendo que “Huelva pierde aceite” y se inició la polémica. Desde ese día llegan al plató de BFN aceites de todo el país.

En el programa de hoy aparece como invitado el catador  Andrés Rivadeneyra para seleccionar el mejor aceite de entre las más de doscientas muestras enviadas. A lo largo del día ha elegido 5 finalistas y en el programa se emite la elección del ganador.

Es de elogiar la labor de divulgación realizada, aunque hubiera sido necesario matizar un poco más, ya que en todo momento se ha hablado  de “aceite de oliva”, excepto cuando Buenafuente ha leído la etiqueta de la botella elegida como ganadora del concurso y ha especificado que se trata de “aceite de oliva virgen extra”, al igual que, supongo, el resto de muestras enviadas al concurso.

Y es que en España, primer productor mundial de aceite de oliva, existe un gran desconocimiento por parte del consumidor de los tipos de aceite de oliva existentes, y parte de la culpa la tiene la propia legislación, ya que el nombre “aceite de oliva” corresponde a una categoría dentro de los aceites de oliva, y no precisamente a la mejor de ellas, cualitativamente hablando.

Esta “trampa” en la legislación la han aprovechado muy bien las grandes superficies, que colocan el aceite de oliva como producto-gancho, a precios incluso inferiores al de producción y a veces dando “gato por liebre”, con lo cual confunden al consumidor y hunden más al sector productor que en algunos casos no consigue ni siquiera cubrir los costes.

Existen cuatro categorías de aceite de oliva comercializadas para el consumo:

  • Aceite de oliva virgen extra: Este tipo de aceite es de máxima calidad, se obtiene directamente de aceitunas en buen estado únicamente por procedimientos mecánicos, con un sabor y olor intachables y libres de defectos, no pudiendo sobrepasar su grado de acidez los 0,8°. La puntuación organoléptica, dada por un panel de cata cualificado, debe ser igual o superior a 6,5 puntos.
  • Aceite de oliva virgen: Este aceite sigue los mismos parámetros de calidad que el aceite de oliva extra, en cuanto a los métodos de obtención. La diferencia es que no puede superar los 2° de acidez, y que la puntuación obtenida por un panel de cata cualificado debe ser igual o superior a 5,5 puntos. En otras palabras, los defectos deben ser prácticamente imperceptibles para el consumidor.
  • Aceite de oliva: Es una mezcla de aceite de oliva refinado, que es el obtenido a partir del refinado de los aceites defectuosos, que no han alcanzado los parámetros de calidad anteriormente citados y de aceite de oliva virgen o virgen extra (entre un 10% y un 20%). Como observaremos, ha perdido la palabra “virgen”. Ello es debido a que en el proceso de elaboración del aceite refinado se utilizan otros procesos químicos o térmicos de limpieza de aromas, sabores y colores. El grado de acidez de este aceite de oliva no puede ser superior a 1,5°.
  • Aceite de orujo de oliva : Este tipo de aceite es el resultado del refinado, por medios químicos, de los orujos o morcas, procedentes de la molturación de la aceituna. La grasa vegetal obtenida se mezcla con una determinada proporción de aceite de oliva virgen, y la graduación final obtenida, en ácidos oleicos, no será superior a 1,5°.

En definitiva, el consumidor tiene que saber que no es oro todo lo que reluce y que no es virgen extra todo el aceite de oliva, y si me apuran y ciñéndose a la legislación, el aceite de oliva virgen extra no es aceite de oliva.

Por cierto, el ganador del concurso “Espiral oleica” ha sido “La Maja”, producido en Navarra. !Enhorabuena!.

Publicado en Aceite de oliva | Etiquetado , , , , | Deja un comentario